Dice el refrán “no de donde naces sino con quien paces” y no vamos a negar su parte de razón, pero no es menos cierto que donde naces es el soporte de toda una vida y probablemente más vigoroso que otros si ese lugar de nacimiento es uno de tantos microcosmos españoles como es el caso de Layana, un pueblo aragonés de menos de 400 habitantes.

Si quieres seguir leyendo puedes elegir una entrada del menú, advirtiendo que el contenido de sus artículos no alcanza, ni siquiera lo pretende, rigor histórico o científico, sino que nace de la curiosidad y el cariño. Casi todos los artículos son presentados solamente con los párrafos iniciales. Para acceder al artículo completo pulse el enlace Continue reading y si quieres dejar algún comentario puedes hacerlo pulsando la entrada comment on.

A vista de pájaro

Estadisticas web