IGLESIAS CANTUARIENSES

Siempre me ha llamado la atención que los layaneros, o quienes fueran responsables de la elección, se inclinaran por un santo inglés a la hora de encontrar un santo patrón. Por qué irse tan lejos cuando tenían tantos, tan a mano, tan cerca. Confieso, para empezar, que no se cuándo tuvo lugar la elección aunque quiero creer que debió ser en el momento mismo de la consagración de la iglesia. Tomás Becket fue canonizado dos años después de su muerte, un tiempo record, de lo que cabe deducir que su historia-leyenda alcanzó desde muy pronto una gran expansión. El enfrentamiento contra la monarquía y el martirio no dejaban de ser un poderoso argumento de propaganda del cristianismo, cuyos ecos llegarían hasta los rincones más escondidos, hasta Layana, sin ir más lejos. No olvidemos que la consagración de la iglesia de Layana debió de ser pocos años después de la canonización de nuestro patrón. Hemos rastreado por la red buscando otras iglesias en España que se consagraron bajo la advocación de Tomás Becket y hemos encontrado unas cuantas, casi todas de la misma época que nuestro pueblo, lo que refuerza nuestra convicción de que Santo Tomás preside el altar de la iglesia de Layana desde los inicios.

El nombre del patrón de Layana para la historia es Tomás Becket pero se le conoce tras su canonización de tres formas relacionadas: Tomás de Canterbury, de Cantorbery o Cantuariense. Cantorbery es la forma castellanizada de Canterbury, importante ciudad inglesa no lejos de Londres. Cantuariense es voz española para denominar el gentilicio de los naturales de Canterbury.

La ciudad de Canterbury es especialmente importante en la historia de Inglaterra, sobre todo desde el punto de vista religioso. En esta ciudad desembarco el misionero Agustín para convertir al cristianismo a los anglosajones. Desde entonces, Canterbury es el centro religioso de Inglaterra. Allí reside el arzobispo primado. Como es natural, dados los tiempos a los que nos estamos refiriendo, religión y cultura estaban estrechamente unidas. La catedral se convirtió en el más importante centro de peregrinación de Gran Bretaña a donde acudían de todos los rincones para honrar al santo mártir y las historias de peregrinos fueron el fundamento de los “Cuentos de Canterbury” de Geoffrey Chaucer, una de las primeras obras esenciales de la literatura inglesa.

Relacionamos a continuación las iglesias españolas que hemos encontrado bajo la advocación de Santo Tomás de Canterbury, Cantorbery o Cantuariense e incluimos, al final, algún ejemplo de la abundante iconografía del santo.

  • En Avilés, en el antiguo barrio de pescadores de Sabugo, actualmente zona de copas del casco viejo, existe una iglesia románica construida a principios del siglo XIII, dedicada a Tomás Becket. En nuestros días se ha construido una nueva iglesia en estilo neogótico, obra de Luis Bellido González, también dedicada al mismo santo. En la ciudad se la conoce como la nueva iglesia de Sabugo.
  • También bajo la misma advocación encontramos una preciosa iglesia románica en el casco viejo de Salamanca que se la conoce como la iglesia de Santo Tomás Cantuariense. Cantuariense es el gentilicio de los naturales de Canterbury. Fue elevada  en honor del Santo en 1175 por el empeño de dos hermanos ingleses que ejercían de maestros en la Escuela Catedralicia de Salamanca, precursora de su famosa Universidad, tres años después de su canonización por el papa Alejandro III.  Se dice que es la primera iglesia de la cristiandad bajo la advocación de Santo Tomás.
  • En Caldas de Reis, provincia de Pontevedra existe una iglesia dedica a Santo Tomás de Cantorbery. Se cuenta que Tomás Becket, siendo arzobispo de Canterbury, peregrinó a Santiago durante el año 1167 y pasó una noche en esa localidad. Siete siglo más tarde y en recuerdo de esa efeméride se construyó una iglesia en su honor con las piedras de la torre  medieval de la Reina Urraca que había sido cuna del rey Alfonso VII.
  • En la provincia de Segovia se encuentra Vegas de Matute con una iglesia dedica a Santo  Tomás de Canterbury; es de estilo gótico y fue construida a mediados del siglo XVI. Igual que Layana, Vegas de Matute celebra la festividad del día 29 de diciembre como una de las principales fechas del año.
  • En Toro, Zamora, descubrimos una iglesia conocida como iglesia de Santo Tomás Cantuariense, fundada en 1162 y reconstruida en el siglo XVI. Evidentemente, no pudo ser consagrada en honor a Santo Tomás en su origen puesto que Tomás Becket no era santo por las fechas en las que se terminó la iglesia.
  • Otra iglesia dedicada a Santo Tomás Becket es la de Alcabón, municipio de la provincia de Toledo. El pueblo celebra su fiesta el 29 de diciembre, día del Santo.

Imagen de la clave de bóveda de la nave central de la catedral de Exeter, en la península de Cornualles, Inglaterra. En la imagen tenemos al Santo, de rodillas justo en el momento de la ejecución, los cuatro caballeros que perpetraron su muerte y un canónigo testigo del suceso. Es un ejemplo espléndido de composición de grupo en un formato circular de clave de bóveda. Para ilustrar mejor la escena, acompaña a los personajes la mitra arzobispal, una cruz y un altar que hacen referencia al lugar en el que tuvieron lugar los hechos. La policromía procede de la restauración que se hizo en tiempo reciente, aunque originalmente estuvo policromada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escena de la muerte de Tomás Becket, pintada en tabla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deliciosa miniatura en la que se representa a Tomás Becket y el Rey Enrique enzarzados en una discusión.

 

 

 

 

 

 

 

 

La catedral gótica de Canterbury es conocida, entre otras cosas, por sus magníficos vitrales. La imagen es la de una vidriera que presenta la imagen del santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *